Se busca príncipe azul…. que no destiña con el primer lavado y que no se convierta en sapo con el primer beso



Madre mía los cuentos de princesas el daño que han hecho en esto del amor, ¿no creéis?😣😣😣

Sin ir más lejos, ¿recordáis el caballero que me hizo el detalle ese del que os hablé en uno de mis posts (Esos detalles inesperados que te dejan sin habla, sin capacidad de reacción…) y que me tenía loca de contenta? Pues ahí se ha quedado todo de momento…😢😢😢

Y digo de momento porque yo todavía creo en que lo que pasaba en los cuentos de hadas que leía de pequeña, puede suceder en la realidad…😊

Y ahí me tenéis, con la esperanza de que ese hombre vuelva a sorprenderme con otro de esos detalles maravillosos que mi Rose romántica confía en que va a llegar pronto, y con la convicción de que durante todo este tiempo no ha mostrado más detalles porque está preparando “EL DETALLE” para San Valentín…- Sí, Rose, debe ser eso!!!!!! -💃💃💃💃💃

 

A punto de llegar San Valentín y aquí estoy, preparada con mi corona de princesa, esperando a que mi príncipe azul llegue

 

Que sí, que sí, estaréis conmigo en que los cuentos de princesas han hecho mucho daño a las mujeres de nuestra generación:

nos enseñaron a esperar la llegada de nuestro “príncipe azul”, ese atractivo y potentado caballero que nos iba a proteger y a querer como nunca nadie lo ha hecho jamás, y que con un simple beso, nos iba a hacer suyas…

 

A ver, a ver… que sé que estáis sonriendo en este preciso momento ¡soñadoras! 😉😉😉😉


Pues sí, esa idea es maravillosa porque nos lleva a soñar, pero en realidad, esos “príncipes azules” no suelen abundar  

treboles-de-cuatro-hojas  

Además, la vida no es un cuento de hadas:  

si se te escapa un zapato a medianoche es porque estás borracha o porque te has pegado un resbalón de Dios que te ampare…

 

Y nada de esperar a seguir corriendo como si no te hubieses dado cuenta de que te has quedado sin un zapato (y encima de tacón!!!)….😂😂😂😂😂😂

probarte-un-zapato

 


Hoy en día lo que se lleva es que seamos nosotras las que cortejemos al hombre, y eso no es tarea fácil porque la competencia entre las damiselas es feroz y, mientras comienza el cortejo, ese supuesto “príncipe azul” empieza a desteñir conforme te vas acercando a él al darte cuenta de que tú no eres la única damisela a la que sonríe y le hace carantoñas…

Eso por no contar la de veces que un supuesto príncipe azul, que luego ha resultado ser “pitufo”, te entra diciéndote:

 

Soy tu príncipe azul, pero voy de incógnito ahora, así que escucha el cuento que te voy a contar…

 

Porque otra cosa no, pero mira que ahí mi amiga Blanche suele tener la razón en esta materia… Siempre me está diciendo:

 

Rose, deja de creer en príncipes azules, que esos siempre vienen llenos de cuentos y van cambiando de color hasta llegar al verde fosforescente, momento en el que comienzas a volverte daltónica y momento en el que, medio cegata por el fosforescente del susodicho, seguro que pasa tu príncipe azul y no puedes ver que es azul… Aggggggggggg…..y requeteagggggg

 

¿No os ha pasado alguna vez que, conforme van pasando los días, ese príncipe apuesto va pasando a ser un chico con “encanto” para terminar en alguien que no tenía nada que ver con la idea inicial de detallista y caballeroso?

Y mira que he intentado de todo para conseguir encontrar a ese príncipe que se fjie en mí, hasta hacerme pasar por una damisela… pero esta búsqueda me tiene ya agotada….

Menos mal que ahí es cuando mi conciencia racional me recuerda que

 

para Rose Apelton “Rendirse no es una opción”


así que me he decidido por poner el siguiente anuncio:  

princesa-con-el-corazon-para-pocas

Aun así, ¿sigo siendo una ilusa por pensar que un día llegará a mí ese hombre que esté deseando cortejarme, enamorarme, porque sea yo la única mujer del mundo mundial con la que quiere pasar su vida hasta el fin de sus días?

Espero vuestras sugerencias, comentarios y experiencias!!!

Esos detalles inesperados que te dejan sin habla, sin capacidad de reacción…

Wowwwwww….. tengo un notición que daros!!!!!📣📣📣

El otro día me sorprendieron por primera vez en mi vida con un detallazo que me dejó boquiabierta… con la literalidad de la palabra boquiabierta…. sí!!! No fue nada material, fue un simple gesto, pero a mis 40 años, nunca un hombre había hecho nada así por mí… ¡ Y me encantó!😍😍😍


En todas las relaciones que he tenido, la “detallista” siempre he sido yo, la que se ha currado todos los regalos de cumpleaños y de no cumpleaños, la que se ha emocionado pensando en cómo sorprender al susodicho para que, como dicen los expertos, “la chispa no se apague”… Ayayayyy que «máster» les daba yo a esos “expertos del amor”….


Hasta ese momento sólo había recibido detalles del tipo…

detalles-que-enamoran-iv

Y es que eso de no estar acostumbrada a recibir cosas bonitas de ellos es lo que tiene, que

cuando un hombre decide ser diferente y sorprenderte, una se queda pensando ¡Aquí hay cámara oculta!…


hasta que se da cuenta de que no, de que ese detalle es sincero y no hay ni trampa ni cartón…


Pero es ahí entonces, en ese preciso momento, cuando mi Rose romántica se da cuenta de que eso que está pasando es real y va dedicado a mí, ¡sí, exclusivamente para mí!, cuando mi corazón empieza a latir con fuerza (¿sabéis de esa sensación de notar los latidos del corazón en tu cabeza? ¿es eso normal, verdad? 😂😂😂)


Entonces es cuando mi mente empieza a viajar al futuro pensando ¡Sí, Rose! ¡Este es el hombre de tu vida!💃💃💃 Y ese detalle que ha tenido contigo sólo es el inicio de todos los que va a seguir teniendo de aquí al infinito y más allá!!!!! ¡¡¡¡porque sí, porque él es así, detallista como nadie, un hombre de los que se desvive por ti!!

detalles-que-enamoran-ii

Y, no siendo conscientes de que nuestra mente se nos está yendo de las manos, es cuando volamos hasta el momento de verlo como el padre de los hijos maravillosos que vamos a tener y que, por cierto, se portan como los ángeles de bien… Y nos visualizo como una pareja de viejecitos felices y ahí, pienso


“Rose, eso es maravilloso, porque los “expertos” dicen que si la idea de verte con él de viejecita te hace sonreír, es que es tu “media naranja”


Y ahí mi Rose enamoradiza se pone a pegar saltos por toda la casa, moviendo los brazos de arriba abajo hasta que la esquina de la mesa del salón la para en seco… ayyyyy….😖 
¡Lo que es la mente para estas cosas!! ¿no creéis?


De un detalle aislado, nosotras lo encumbramos y el damos el valor de un diamante (que lo tiene, sí), y pensamos que ese detalle es lo que caracteriza a esa persona y que es sólo la muestra de lo que ese hombre está dispuesto a hacer por nosotras… porque, otra cosa no, pero


ese mínimo detalle es capaz de volvernos locas de amor por él, aunque nunca antes haya tenido esa actitud con nosotras…


Con ese detalle, el físico deja de importarnos de golpe, porque lo vemos como el hombre más guapo del mundo; su forma de vestir nos parece “maravillosamente solucionable” y lo idealizamos cual “Adonis”… si ronca no nos importa, porque nos decimos a nosotras mismas que eso es porque a nuestro lado duerme tan a gusto que respira profundamente; que esas cosas con las que se le pegan los ojos al despertarse no son legañas, sino lágrimas pegadas de la emoción de haber dormido a nuestro lado..


Y ahí corremos el peligro de saltar de la cama para hacerle el desayuno y de empezar a organizar sorpresas para que siga tan encandilado con nosotras que su motivación para tener detalles con nosotras no decaiga.… Y nos volvemos a meter en la espiral de querer ser más detallistas que ellos….


Y en esas estoy ahora, intentando controlarme, diciéndome a mí misma, ¡Rose, tú quietecita esperando a ver si ese detalle lo calificamos de expediente X o no! Intentando quitar importancia a ese detalle para no iniciar un viaje que puede terminar en caída en picado al abismo de la realidad…


detalles-que-enamoran-v

Y es que las películas románticas y los cuentos de princesas han hecho mucho daño a las mujeres de mi generación (de eso hablaré en los próximos posts…)

¿Vosotras también sois detallistas al extremo con los susodichos que se cruzan en vuestro camino? ¿Han tenido con vosotras algún detalle que os ha sorprendido?


P.D. Al caballero que me sorprendió con ese detalle he de decirle que como continúe en esa línea, corre el peligro de que me prende locamente por él… porque si con un detalle mi mente ha viajado tan lejos, no sé qué puede pasar si esos detalles continúan y van a más…❤❤❤